infograma canal tv.jpg

"Tener la certeza de lo que sucederá"

El procedimientos in vitro se rige por protocolos establecidos y sobre esa línea los médicos trazan cada caso de acuerdo a sus necesidades.

La consulta diagnóstica es inevitable y de mucho más relevancia de la que podemos atribuirle. El método in vitro  se caracteriza por ser lo más avanzado en medicina para concebir  un embarazo y por lo tanto la solución sin duda, al problema de muchas parejas. pero  antes de dirigirnos directamente a la solución es de suma importancia revelar las causas debido a que parte del éxito que se logre es saber el punto que lo impide y en la consulta de primera vez o consulta diagnóstica se aborda como nunca esta parte.  El seminograma, espermatobioscopia directa o espermiograma es un estudio que se obtiene a partir de una muestra de semen en la cual analiza la cantidad, calidad, movilidad, concentración y morfología de los espermas, que conforma el 50% del diagnóstico de la pareja.

El perfil hormonal de la mujer se determina con los estudios hormonales en sangre. Al estudiarlos se obtiene información valiosa sobre la función ovárica y su estado actual.

La plática de resultados va más allá de lo que su nombre indica, y es que no solamente se trata de traducir los estudios de laboratorio, pero sí de trazar la línea personalizada sobre que tipo de tratamiento Invitro se requiere, el abordaje y el manejo que se dará en todo el tratamiento. 

La estimulación ovárica inicia entre el segundo o tercer día de la menstruación con la administración supervisada y controlada de medicamentos que estimulan los ovarios para desarrollar varios folículos  y obtener así una cantidad determinada de óvulos.

Como habíamos mencionado antes, la estimulación es controlada por el médico especialista en reproducción a través de unas citas de seguimiento, en las que mediante un ultrasonido mide y cuenta los folículos en desarrollo.

La punción ovárica es el momento del tratamiento donde a través de una cirugía ambulatoria se extraen los óvulos de los folículos para enviarlos al laboratorio -in vitro- y estos sean fecundados, posterior al procedimiento se lleva una revisión del desarrollo de cada embrión de esta manera se puede dar un reporte de su desarrollo, hasta el día de la transferencia embrionaria, que consiste en depositar el embrión o los embriones en la cavidad uterina por medio de un catéter flexible  y con ayuda del ultrasonido.

 

 Después de este procedimiento inicia la espera de 10 a 12 días para realizarse la prueba de embarazo en sangre.