Para el manejo de la pareja infértil se debe indicar un protocolo que inicia con la historia clínica completa de cada miembro de la pareja y el tiempo que ha intentado lograr el embarazo. El abordaje en la pareja se dirige a la evaluación de los s siguientes aspectos:

  • Verificación de la ovulación.

  • Exámenes para evaluar el útero y la trompa de falopio.

  • Exploración ginecológica completa con citología cervicovaginal. En caso de sospecha clínica de ETS, deberán realizarse cultivos y pruebas pertinentes para su confirmación.

  • Análisis del semen​.

  • Informar a la pareja sobre la frecuencia y el momento propicio para tener relaciones sexuales y que favorezcan la concepción. ​

Comparado con la exploración bimanual, la ultrosonografia trasvaginal permite identificar la anomalia pélvica con mayor precisión y fiabilidad. El ultrasonido puede ser utilizado en la evaluación de la patología pélvica como la endometriosis, endometriomas, quistes anexiales, pólipos, miomas, anexos y anomalías de los ovarios. en los criterios para definir ovarios poliquisticos y PCOS, el ultrasonido tiene un papel importante, además contribuye a realizar una adecuada valoración morfológica uterina en cualquier momento del ciclo, aunque ante la sospecha de alguna patología podría ser preferible a un determinado momento del ciclo para realizarla.